lunes, 21 de diciembre de 2009

ANHELO


Cuando un año empieza, todos tenemos esperanzas nuevas, y buscamos la fuerza para hacer nuestros sueños realidad.


Que el deseo sea encontrar el camino, sin egoísmos ni desánimos, con la verdad, la solidaridad y la justicia como las armas invencibles que debieran ser.

Que sepamos ser agradecidos por lo que tenemos, y capaces de luchar por lo que ansiamos.

Que entendamos que necesitamos de los demás, y de nuestro verdadero ser, para lograrnos.

Que la amistad nos sostenga, y el amor nos abrace.

Que cada uno de nosotros consiga lo que necesita, que no siempre es lo que desea, entendiendo que los éxitos y los fracasos son parte de la vida.

Pero, por sobre todo, que nunca bajemos los brazos, que no perdamos la sonrisa, y que pensemos en el mañana como los niños pequeños lo ven: una gran aventura llena de sorpresas.

A todos, un gran abrazo, y fuerza para este 2010 que comienza.

Con sincero afecto

Apnut

jueves, 17 de diciembre de 2009

Para los desilusionados de Internet: Suicidio virtual


El proyecto Seppuko.com propone un suicidio virtual inspirado en los rituales de los samuráis japoneses a todos aquellos que hayan llegado a la conclusión de que la vida es algo más que una identidad digital.

Tal vez haya llegado el momento de reconocer que pasa demasiado tiempo en Facebook y ha decidido que es hora de cortar por lo sano. Si no quiere limitarse a cancelar su cuenta sin más, puede optar por despedirse de la red social con un suicidio virtual.
Esa es la posibilidad que ofrece Seppukoo.com para aquellos que han llegado a la conclusión de que la vida es algo más que una identidad digital: una inmolación (sólo virtual) inspirada en los rituales de los samuráis japoneses (seppuku) que cometían suicidio para recuperar el honor perdido.
Para “suicidarse desde Seppukoo, el usuario sólo tiene que seguir unos sencillos pasos: primero, introducir su nombre y contraseña de Facebook; después, elegir el aspecto de su página de despedida, con las imágenes y frases que desee dejar como obituario.
Después, la web enviará sus últimas palabras a todos los contactos en Facebook, desactivará la cuenta y creará una página en recuerdo del finado. Esas páginas se almacenan en una especie de cementerio virtual, donde se pueden visitar las “tumbas” de los inmolados y dejar mensajes y condolencias.
Además, hay una competición entre los espíritus liberados de la tiranía digital, que otorga puntos en función del número de amigos que se unan al ritual de purificación. Cuantos más contactos se logre impresionar con este acto social extremo, más puntos se acumulan en el ranking.

En realidad, toda la idea es una mezcla de parodia y crítica creada por un grupo de artistas italianos, bautizado como Les Liens Invisibles. Su intención es denunciar cómo las redes sociales están controladas por grandes corporaciones que sacan provecho de la información de los usuarios. Seppukoo pretende invertir ese proceso convirtiendo el suicidio ritual en una experiencia social excitante.
Otros proyectos-denuncia de dos miembros de este grupo, Clemente Pestelli y Gionatan Quintín, son Google is not the map y Subvertr, que parodian respectivamente a Google Maps y Flickr.
Para dar ejemplo, los trece miembros del grupo (entre ellos los perfiles de Kurt Cobain, Jim Morrison, Elvis Presley, Chet Baker, Romeo y Julieta, Virginia Woolf y Cleopatra VII) cometieron un suicidio colectivo el pasado 5 de noviembre, iniciando así una campaña viral a la que se han unido hasta ahora 20.000 usuarios.

Si alguien comete Seppukoo y después se arrepiente, siempre puede “resucitar”: para ello sólo tiene que volver a entrar en Facebook con su usuario y contraseña, y su cuenta se reactivará. Eso sí, no podrá volver a cometer suicidio, y seguramente su honor quedará mancillado para siempre.

(Info extraída de www.baquia.com)

lunes, 14 de diciembre de 2009

¿Qué significa el Mate para los argentinos?


Muchos argentinos, muchísimos, casi todos, toman mate. Y muchísimos uruguayos y paraguayos también. Yo no. No sé por qué, simplemente no me gusta mucho. Y en mi familia no lo aceptan del todo. Mi abuela me lo ofrecía con cedrón, o con cáscara de naranja. Mi madre y mi hermana matean casi a diario. Mi sobrina, antes de cumplir un año, todavía en pañales, pedía mate. Mis amigos (salvo algunos de los que no viven en Argentina), matean. No tomo mate, pero entiendo, me encanta, y comparto, todo lo que el mate significa. En reuniones frecuentes de chat, cada tanto alguien va a "poner la pava para unos mates". Una de esas personas es mi amiga Luz, en quien pensé de inmediato cuando recibí este escrito sobre el mate, que me envió mi mamá, como diciendo "¿ves de lo que te perdés por no tomar mate?". Me gustó mucho, y lo comparto con ustedes. Lamentablemente no sé quién lo escribió, pero retrata cálidamente el significado profundo de una mateada.

"El mate no es una bebida. Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca.

Pero no es una bebida. En este país nadie toma mate porque tenga sed.
Es más bien una costumbre, como rascarse.
El mate es exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo.
Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es 'hola' y la segunda: '¿unos mates?'.
Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres. Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian o se drogan.
Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.
Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar.
En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.

Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes. Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo.
Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.

Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: '¿Dulce o amargo?'. El otro responde: 'Como tomes vos'.

Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba. La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre. Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie.
Éste es un país en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular.
Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.
Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos.
No es casualidad. No es porque sí.

El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma.
El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores...

Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena. Es querible la compañía.
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y es la sinceridad para decir: ¡Basta, cambiá la yerba!'.
Es el compañerismo hecho momento...

Es la sensibilidad al agua hirviendo.
Es el cariño para preguntar, estúpidamente, '¿está caliente, no?'.
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.

Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación.
Es la justicia de uno por uno.
Es la obligación de decir 'gracias', al menos una vez al día.

Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir.
¿TE SENTISTE INCLUÍDO?....
Compartilo entonces con quienes alguna vez tomaste un mate".

lunes, 7 de diciembre de 2009

ESCRIBIR CON SÓLO PENSARLO...


El ser humano puede sufrir limitaciones considerables en su interacción con el mundo, tanto físicas como mentales. Uno de los tantos objetivos de la tecnología es mitigar o incluso derrotar por completo a esas limitaciones, para mejorar la calidad de vida de aquellos que las padecen. En esta ocasión, un software especial combinado con una delicada técnica de implantes ha permitido que pacientes con serios impedimentos motrices puedan escribir letras directamente en una pantalla, utilizando sus mentes. Obviamente, el método necesita aún mucha investigación adicional, pero representa los primeros pasos de lo que podrían ser dispositivos revolucionarios para la comunicación futura.
Algunas de las condiciones que puede padecer un ser humano son capaces de afectar en forma drástica su habilidad para realizar acciones básicas. Hablamos de algo tan elemental como caminar, levantarse de la cama, o incluso tomar un lápiz con la mano. Lamentablemente, la medicina aún se encuentra muy atrasada en ciertos campos, lo que nos obliga a buscar formas de convivir con estas condiciones, y asistir lo mejor posible a aquellos que las sufren. La tecnología está cumpliendo un papel fundamental, tanto a la hora de asistir como a la hora de buscar una solución definitiva. Esta vez no se trata de algo que posea el potencial de curar la parálisis o aquellos problemas motrices graves, pero se trata de algo crítico para el ser humano, y es la capacidad de comunicarse con otros.


Al contrario de las típicas aplicaciones externas, el proceso involucra una delicada operación cerebral

Un grupo de investigadores en la Mayo Clinic de Jacksonville han descubierto que los pacientes pueden hacer que aparezcan letras en la pantalla utilizando la mente, solamente con enfocarse sobre la letra cuando es presentada con una matriz de símbolos especiales. El estudio se enfocó en dos pacientes que recibieron implantes de electrodos directamente en sus cráneos, y en la superficie cerebral. A este método se lo conoce como craneotomía, la cual permite utilizar una técnica de registro llamada electrocorticografía, mucho más precisa que la electroencefalografía, ya que le permite a los electrodos acceder a una calidad de señal muy superior.
Se estima que cualquier dispositivo que sea desarrollado en el futuro requerirá alguna clase de implante cerebral, además de una serie de calibraciones adecuadas para cada paciente. Al mismo tiempo se considera necesario a un ordenador capaz de recibir el software que pueda interpretar las señales provenientes del cerebro. Actualmente las limitaciones técnicas son muchas, pero si tenemos en cuenta la tasa de miniaturización que han alcanzado algunos dispositivos, al punto de contar con un ordenador completo en el tamaño de un teléfono móvil, es probable que cuando estos dispositivos salgan a la luz, se pueda acceder a un poder de procesamiento lo suficientemente pequeño como para poder ser implantado en el cuerpo.
Para la prueba, los pacientes se sentaron delante de una pantalla conectada a una computadora con el software de los investigadores, capaz de interpretar las señales eléctricas procedentes de los electrodos. Se les pidió que miraran a la pantalla, dividida en una red de 6x6 con una sola letra en cada cuadrado. Cada vez que una letra emitía un brillo y el paciente se fijaba en ella, los electrodos enviaban la respuesta del cerebro a una computadora. Entonces se pidió a los participantes que centraran su atención en unas letras específicas. Cuando lo hacían, como por arte de magia, aparecían escritas en el ordenador. Si se fijaban (por ejemplo) en la "q", esa letra, y no otra, aparecía en el monitor. Los aciertos fueron plenos.
Los científicos estudian ahora cómo perfeccionar esta técnica que requiere cirugía, aunque todavía se desconoce cuántos electrodos deberían ser implantados. Además, debe adaptarse a cada paciente concreto.
"Alrededor de dos millones de personas en los Estados Unidos podrían verse beneficiadas por los dispositivos de ayuda controlada por una interfaz cerebro-ordenador", señaló el investigador principal, Jerry Shih. "Este estudio es un pequeño paso en el camino hacia el futuro, pero representa un proceso tangible en la utilización de las ondas cerebrales para hacer ciertas tareas". Cada día, la tecnología bien utilizada puede ayudar más al ser humano. Ojalá siempre sea utilizada prudentemente...
(Información suministrada por NeoTeo e Infobae)

sábado, 5 de diciembre de 2009

Foro de Cambio Climático de las Naciones Unidas


Preservar la Naturaleza, protegerla, amarla, es una de las cosas más hermosas que podemos hacer para dejar una herencia valiosa a los seres del mañana, humanos y de otras especies (quizás la más valiosa que existe, porque es la herencia de la Vida).
Nuestro planeta está en problemas, todos lo sabemos. Y a algunos (cada vez a más) nos preocupa. Pero TODOS podemos hacer algo, aún pequeñísimos gestos, para ayudar. Por éso La Guarida de Apnut hoy  pone éste enlace, e invita a Blogs amigos a unirse, y a todos los que pasen por aquí, a firmar la petición que se leerá en Copenhague en el Foro que comineza el lunes.

BIENVENIDO A HOPENHAGUE.

Hopenhague es un movimiento, un momento y una oportunidad para un nuevo comienzo. Es la esperanza que éste diciembre en Copenhague –durante el Foro de Cambio Climático de las Naciones Unidas- podamos construir un mejor futuro para nuestro planeta y un modo de vida más sustentable. La esperanza de poder crear una comunidad global que lleve a nuestros líderes a tomar las decisiones correctas. Es la promesa que al solucionar nuestra crisis ambiental, podamos solucionar nuestra crisis económica a la misma vez.
Hopenhague es cambio, y ese cambio será alimentado por todos nosotros.

¿POR QUÉ ACTUAR?

El cambio no sucederá a menos que la gente lo exija. Por eso existe Hopenhague, para darte un grito y las herramientas para exigir un resultado positivo en Copenhague. Firmar la Petición Climática de la ONU es sólo el primer paso. Necesitamos tu ayuda para activar a Hopenhague en tus comunidades, para que el movimiento crezca. Esto necesita ser un movimiento de la gente, con suficiente gente involucrada para que nuestros líderes no lo puedan ignorar.

FIRMA AQUÍ LA PETICIÓN


sábado, 28 de noviembre de 2009

El 2012 Y LO QUE DECÍAN LOS MAYAS

Profecías para nuestro tiempo


Para los mayas, los procesos cósmicos son cíclicos y nunca cambian. Lo que cambia es la conciencia del hombre que pasa a través de ellos, siempre en un proceso hacia la perfección. Estamos en el último peldaño o Katún de nuestro actual Ciclo Solar, en el que se realizará una sincronización de tiempos y que concluirá el viernes 21 de diciembre de 2012, con el que entraremos en un nuevo Día Galáctico. Para entonces la humanidad deberá escoger entre desaparecer como especie que atenta contra el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con el Universo en una nueva Era de Luz.
Todos nosotros, de una manera u otra, sentimos que estamos comenzando a vivir los tiempos del GRAN CAMBIO. Todos sentimos la guerra. Cada día hay más erupciones volcánicas, la polución generada por nuestra tecnología se ha vuelto alarmante, hemos debilitado la capa de Ozono que nos protege de las radiaciones del Sol, hemos contaminado el planeta con nuestros desechos industriales y basuras. La devastación de los recursos naturales esta acabando con las fuentes de agua, con el aire que respiramos. El clima ha cambiado y las temperaturas han aumentado de manera impresionante; los glaciares y nevados se derriten, grandes inundaciones se suceden en todo el mundo. Enormes tornados ponen en peligro a Florida y gigantescos huracanes devastan a Centroamérica.
Nos amenaza el caos informático. La pobreza generalizada por los efectos del caos económico se siente en casi todos los países del mundo. Todos buscamos respuestas y un camino seguro para los tiempos que vivimos. Reconocemos, a partir de los problemas que enfrentamos a diario, que no estamos viviendo en armonía.
Muchas religiones elaboraron profecías acerca de lo que esta pasando. La Biblia anunció que cuando todos estos hechos sucedieran al mismo tiempo estarían llegando los tiempos del Apocalipsis. Los Mayas sabían que esto iba a suceder exactamente en estos tiempos, por eso dejaron unas guías para que cada uno de nosotros de manera individual contribuya a llevar a la humanidad hacia el Amanecer de la Galaxia, a una nueva Era en la que no habrá más caos ni destrucción.
Nos dejaron siete profecías en las que hablan de sus visiones del futuro, de nuestro presente. Están basadas en las conclusiones de sus estudios científicos y religiosos sobre el funcionamiento del Universo.
La primera profecía habla del final del miedo. Dice que nuestro mundo de odio y materialismo terminará el VIERNES 21 DE DICIEMBRE DE 2012, que para ese día la humanidad deberá escoger entre desaparecer como especie pensante que amenaza con destruir el planeta, o evolucionar hacia la integración armónica con todo el Universo, comprendiendo que todo esta vivo y consciente, que somos parte de ese todo y que podemos existir en una nueva Era de luz.
La primera profecía dice que a partir de 1999 nos quedan 13 años, sólo 13 años para realizar los cambios de conciencia y actitud de los que nos hablan. Los mayas sabían que nuestro Sol (ellos lo llamaban Kinich-Ahau), es un ser vivo que respira y que cada cierto tiempo se sincroniza con el enorme organismo en el que existe (la galaxia, el Universo). Al recibir un chispazo de luz desde el centro de la galaxia, brilla más intensamente, produciendo en su superficie lo que nuestros científicos llaman erupciones solares y cambios magnéticos. Ellos dicen que esto ocurre cada 5.125 años; que la Tierra se ve afectada por los cambios en el Sol mediante un desplazamiento de su eje de rotación. Predijeron que a partir de este movimiento se producirían grandes cataclismos. Para los mayas los procesos universales, como la respiración de la galaxia, son cíclicos y nunca cambian. Lo que cambia es la conciencia del hombre que pasa a través de ellos, siempre en un proceso hacia más perfección.
Basados en sus observaciones, los mayas predijeron que a partir de la fecha inicial de su civilización, desde el 4 Ahau 8 Cumku, es decir, desde el año 3113 AC, 5.125 años en el futuro, o sea, el VIERNES 21 DE DICIEMBRE DE 2012, nuestro Sol, al recibir un fuerte rayo sincronizador proveniente del centro de la galaxia, cambiará su polaridad y producirá una gigantesca llamarada radiante. Para entonces la humanidad debe estar preparada para atravesar la puerta que nos dejaron los mayas, trasformando a la civilización actual, basada en el miedo, en otra de una vibración mucho más alta de armonía.

Nuestro Sol se alineará con el centro de la galaxia
Pero sólo de manera individual se puede atravesar la puerta que permite evitar el gran cataclismo que sufrirá el planeta para dar comienzo a una nueva Era, un Sexto Ciclo del Sol. Los mayas aseguraban que su civilización era la quinta iluminada por el Sol, Kinich-Ahau, el gran Quinto Ciclo Solar. Antes habían existido sobre la tierra otras cuatro civilizaciones, que fueron destruidas por grandes desastres naturales. Creían que cada civilización es sólo un peldaño en el ascenso de la consciencia colectiva de la humanidad.
Para los mayas, en el último cataclismo la civilización había sido destruida por una gran inundación -¿el Diluvio Universal de la tradición judeo-cristiana? - que dejó unos pocos sobrevivientes de los cuales ellos eran sus descendientes.
Pensaban que al conocer el final de esos ciclos, muchos seres humanos se preparaban para lo que verían y que gracias a eso habían logrado conservar sobre el planeta a la especie pensante, el hombre. Nos dicen que el cambio de los tiempos permite ascender un peldaño en la evolución de la consciencia, dirigirnos hacia una nueva civilización que manifestará mayor armonía y comprensión para todos los seres humanos.
El Tiempo del No-Tiempo
La primera profecía nos habla del Tiempo del No-Tiempo, un período de 20 años, llamado por ellos 1 Katún -los últimos 20 años de ese gran ciclo solar de 5.125 años. Es decir, desde 1992 hasta el año 2012. Profetizaron que durante ese tiempo, manchas del viento solar cada vez más intensas aparecerían en el Sol. Desde 1992 la humanidad entraría en un último período de grandes aprendizajes, de grandes cambios. Dijeron que nuestra propia conducta de depredación y contaminación del planeta contribuiría a que estos cambios ocurrieran. Cambios que van a suceder para que comprendamos cómo funciona el Universo y avancemos hacia niveles superiores, dejando atrás el materialismo y liberándonos del sufrimiento.
La primera profecía anunció que 7 años después del comienzo del último Katún, es decir, en 1999, comenzaría una época de oscuridad que nos enfrentaría a todos con nuestra propia conducta. Mencionaron que las palabras de sus sacerdotes serían escuchadas por todos nosotros como una guía para despertar.
Los mayas profetizaron que el comienzo de esa época estaría marcado por un eclipse de Sol que coincidió con una alineación planetaria sin precedentes en la historia. Predijeron que ese eclipse ocurriría el MIÉRCOLES 11 DE AGOSTO DE 1999. Ese año fue uno de los más movidos de la historia de los últimos 5.125 años. A partir de esta fecha comenzaron a correr los últimos 13 años. La última oportunidad para nuestra civilización, los últimos momentos para realizar los cambios que nos conduzcan al momento de la regeneración espiritual y a una nueva Era Dorada Planetaria.
Para los mayas absolutamente todo es matemática y números, y el tiempo de los 13 números sagrados comenzó en agosto de 1999. Predijeron que, a partir de ese eclipse, las fuerzas de la naturaleza actuarían como el catalizador de una serie de cambios tan acelerados y de tal magnitud que el hombre se vería impotente para contenerlos.
Al igual que los mayas, nuestros científicos contemporáneos aseguran que el eclipse de agosto de 1999 fue muy especial. Ese día la Tierra estuvo en su posición más cercana al Sol y la Luna en la posición más lejana a la Tierra, por eso al interponerse en el camino del Sol no alcanzó a taparlo completamente y sólo tapó su centro. Además, por la noche de ese mismo día se produjo una lluvia de estrellas, también llamada las Perseidas. Para terminar las coincidencias, prácticamente todos los planetas y el Sol se encontraron en posición de Cruz Cósmica con centro en la Tierra. Curiosamente en esa cruz cósmica los signos del zodíaco ocupados por los planetas eran: Leo, el león; Escorpio, el águila; Acuario, el hombre; y Tauro, el toro. Son los símbolos de los 4 evangelistas, de los 4 custodios del trono que protagonizan el Apocalipsis según San Juan.
Este eclipse es, por lo tanto, muy significativo. Para las antiguas culturas los eclipses eran un símbolo de cambio en el orden natural de las cosas. Además la sombra que proyectó la Luna sobre la Tierra al eclipsar al Sol tuvo un recorrido bastante misterioso: atravesó Europa pasando exactamente por los Balcanes, por Kosovo; luego pasó por Medio Oriente, Irán e Irak, después se dirigió a Pakistán e India. Es decir, la oscuridad pasó por todos los sitios de conflicto potencial en el planeta.
Cosmología Maya

La cultura, la ciencia, la religión y el arte maya están basados en su relación con el Sol. Creían que sólo a través del Sol se podían comunicar con Hunab-Ku, el Dios que esta en todas partes. Para los mayas, Hunab-Ku es un organismo gigantesco que nos contiene a todos en su interior. Afirman que su corazón y su mente están en el centro de nuestra galaxia y que sólo a través del Sol se podían comunicar y dirigirse espiritualmente a él. Por eso su interés fundamental en el Sol, en Kinich-Ahau.
Los mayas construyeron sus maravillosas ciudades, sus sitios ceremoniales y sus pirámides al sur de México, en la Península de Yucatán, Honduras y Guatemala. Allí dejaron grabados en las piedras sus mensajes del tiempo, los recorridos del Sol, de la Luna, de Venus y el camino para que la humanidad se dirija hacia el crecimiento y la luz de una nueva Era, no hacia el materialismo y la autodestrucción.

La maravillosa ciudad maya de Tikal
Maya viene de Mayab, que significa sitio del planeta Tierra llamado Yucatán y también viene de la estrella llamada maya que pertenece a la constelación de las Pléyades. Para los hindúes Maya significa ilusión, para ellos todo lo que cambia es ilusión, lo que permanece, lo eterno, es el espíritu. Maya también significa mente, magia, madre. Maya, Maia y María son una misma palabra; curiosamente la madre de Buda se llamaba Maia y la madre de Jesús, María. Nuestro mes de Mayo lleva ese nombre en honor a la diosa romana Maya, la diosa de la primavera, del florecimiento. En filosofía esotérica, la palabra Maya representa a una mente que se libera del cuerpo para moverse a grandes distancias con plena conciencia.
¿Tendrá este último significado algo que ver con la desaparición de casi todo el pueblo maya en el año 830 DC? Aunque hay muchas teorías sobre la desaparición misteriosa de esta gran civilización, algunos dicen que desaparecieron de manera voluntaria y consciente, abandonaron sus ciudades y sus casas en el momento de mayor desarrollo de su civilización.
Los mayas descubrieron, gracias a sus estudios sobre el Sol, que el Sistema Solar entero se movía. Llegaron a la conclusión de que el Universo tiene ciclos, períodos de tiempo repetitivos que comienzan y terminan como el día y la noche. Se dieron cuenta que nuestro Sistema Solar se desplaza en una elipse que lo aleja y acerca al centro de la galaxia. Es decir, que el Sol y todos los planetas se mueven en ciclos en relación con Hunab-Ku, la luz central de la galaxia. Encontraron que esa elipse, ese giro completo, ese ciclo que realiza el Sistema Solar, dura 25.625 años. A este ciclo lo podemos llamar Día Galáctico. Cuando el recorrido llega a la mitad, es decir, tras 12.800 años, estamos cerca del centro de la galaxia, de la luz, iluminados en el día de la galaxia. En la otra mitad del recorrido, los otros 12.800 años, nuestro Sistema Solar esta cada vez más lejos de la luz central, es decir, en la sombra, en la noche de la galaxia. Hay día y noche en la galaxia, sucede lo mismo que en nuestro planeta pero en una escala mucho mayor; cada día y cada noche duran 12.800 años.
Descubrieron que cada gran ciclo contiene, a su vez, ciclos menores que tienen las mismas características que los ciclos mayores. El Día Galáctico de 25.625 años está dividido en 5 ciclos de 5.125 años cada uno. El primer ciclo es la Mañana Galáctica, el segundo ciclo es el Mediodía Galáctico, el tercero es la Tarde, luego viene el cuarto ciclo la Tarde-Noche o Anochecer y por fin, la conclusión, el quinto ciclo, la Noche Galáctica que vuelve a dar paso a un nuevo amanecer, a otros 5 ciclos y así eternamente.
La primera profecía nos dice que en 1999 el Sistema Solar empezó a salir del último de esos ciclos, que nos encontramos en el fin de la noche, saliendo de la oscuridad y a punto de entrar en el amanecer de la galaxia. Dice que al final y al comienzo de estos ciclos, o sea, cada 5.125 años, el Sol central de la galaxia emite un rayo de luz muy intenso. Mediante este brillo sincroniza a todos los planetas y soles. Es como el latir lumínico del corazón de la galaxia, palpita cada 5.125 años.
Ese resplandor inmenso es el período de transición que marca el final de un ciclo y el comienzo de otro, dura 20 años. Ahora nosotros nos encontramos en el TIEMPO DEL NO-TIEMPO, es un momento evolutivo, una etapa corta pero intensa dentro de los grandes ciclos donde suceden cambios muy rápidos para impulsarnos hacia una nueva etapa de evolución como individuos o como humanidad.
Los mayas nos hablan de un ritmo, de un orden que existe en el Universo. El hombre maya es bastante poderoso: domina y posee el número que le permite hacerse dueño del tiempo. Su cuenta le permite saber que todos los planetas tienen ciclos y giros invariables. Estamos en el período del No-Tiempo y como individuos debemos tomar una decisión que nos afectará a todos. Si continuamos en este curso negativo de odio de los unos por los otros, de destrucción de la naturaleza, de miedo y egoísmo, iremos directo a la destrucción, al caos y desapareceremos como especie pensante del planeta. En cambio, si tomamos conciencia y nos damos cuenta que todos formamos parte de un organismo gigantesco y vivo, que debemos respetarnos los unos a los otros, que debemos sanar a la madre tierra y ocuparnos de su limpieza, iremos directo al crecimiento positivo. La naturaleza, nuestro Sol, la galaxia, están esperando nuestra decisión. De nosotros depende el sentido que adoptará el cambio de los tiempos, si será una etapa de dolor y destrucción o, por el contrario, nos encontrará unidos en una misma consciencia positiva dirigidos hacia el siguiente peldaño evolutivo.
La Quinta Civilización del Sol
La historia de lo que se ha descubierto de los mayas comienza en el año 600 AC. En el monte Albán aparecieron unas enormes piedras talladas con el primer registro del lenguaje de los mayas, los números. Figuras danzantes fechadas con los números mayas: la concha en forma de boca que representa el número 0, el punto que representa el número 1 y la línea que representa el número 5. Pero sólo en el año 300 DC comienza realmente el desarrollo de lo que podemos considerar civilización maya. Seres que dedicaron su vida a estudiar y registrar la galaxia.

Los mayas desaparecieron de forma misteriosa...
Después de casi 600 años de intensa actividad constructora y de un asombroso desarrollo científico, en el año 830 DC, súbitamente, desaparecen en forma misteriosa. Abandonan todo, dejan intactas sus casas, sus ciudades y sus templos, que poco a poco son devorados por la selva. Quedan algunos pocos custodios a cargo de lo abandonando, supervisores de la herencia que nos dejaron.
Pasan aproximadamente 200 años desde el abandono, la mayoría de sus ciudades desaparecen entre la selva y en ese momento algunas de ellas son repobladas nuevamente. En el año 949 DC, el rey tolteca conduce a su pueblo hacia el sur, huyen de la invasión bárbara de los chichimecas del norte que han destruido su capital, Tula. Los toltecas ocupan nuevamente algunas de las ciudades mayas abandonadas y las hacen renacer, pero nunca llegan a los mismos niveles de desarrollo. La época maya-tolteca dura desde el año 1000 hasta el año 1350 DC. cuando comienzan a desaparecer lentamente.
En el siglo XVI, cuando llegan los conquistadores españoles la mayoría de sus ciudades estaban cubiertas nuevamente por la selva y para el siglo XVIII, lo poco que quedaba de ellos ya no existía. De las investigaciones sobre las ruinas de sus ciudades, de los estudios de las fechas y números tallados en sus muros, de su exacto calendario, de sus códices y libros sagrados están reapareciendo sus conocimientos y se está descifrando su misterioso mensaje de alerta y esperanza.

Miles de sacerdotes, astrónomos y matemáticos mayas se dedicaron a medir, registrar y estudiar durante siglos al Sol y a todas las estrellas y planetas. Hace 1200 años fueron tan avanzados que calcularon la distancia que recorre nuestro planeta anualmente alrededor del Sol, con tanta precisión que hoy la NASA sólo tiene segundos de diferencia con las medidas que obtuvieron los mayas. Calcularon que la Tierra daba la vuelta al Sol en 365.242010 días. Hoy, el año de Greenwich es de 365.2422 días, una increíble diferencia de sólo 17 segundos y 28 centésimas.
También los mayas calcularon el año del planeta Venus y lo establecieron en 584 días. Hoy la NASA dice que la medida es 583.92 días por año, prácticamente lo mismo. ¿Cómo pudieron hacer estos cálculos tan exactos sin tener instrumentos de precisión? Su ciencia astronómica estaba 1000 años más adelantada que la de todos sus contemporáneos.
Encontraron los pulsos que recibe cíclicamente el Sistema Solar desde el centro de la galaxia. Construyeron ciudades como Tulum, rodeadas por murallas; no para su defensa sino para usarlas como punto de referencia de la aparición del Sol y los planetas.
En matemáticas eran muchísimo más avanzados. Su sistema aritmético era vigesimal, es decir, contaban de 20 en 20. Un sistema con base en el número 2, lo que lo convierte en un sistema binario exponencial, un sistema matemático armónico con el Universo, el mismo que utiliza la naturaleza para la división de las células.
También utilizan los números de manera simbólica, convirtiéndolos en entidades mágicas, seres armoniosos que cuentan una historia, como el I-Ching. Tenían el calendario más exacto hecho por cualquier civilización antigua sobre la tierra. Ateniéndose a los ciclos lunares, el año estaba compuesto por 13 meses de 28 días cada uno y un día a parte al final del calendario para recibir el nuevo año (28x13=364+1= 365 días). Un calendario que sirve para sincronizar el ciclo de la Tierra, la Luna y el Sol con el Universo.

Arte maya
Los mayas también fueron muy avanzados en su manera de cultivar la tierra y cosechar los alimentos para todo su pueblo. Construyeron redes de canales de riego para mantener irrigada la tierra. Su arte era absolutamente bello. Los bajorrelieves y las esculturas en piedra tienen una elegancia clásica. Las delicadas figuras de cerámica de sus soberanos, sacerdotes, artesanos y de todo el mundo funcionaban como las fotos de la época. Son unos de los documentos más importantes para entender su vida, sus costumbres y poder llegar hasta su mente y corazón.
Es impresionante la cantidad de ciudades y monumentos que construyeron. Vivían como los griegos, en ciudades-estado. Las pirámides eran basamentos, torres para las divinidades, escaleras al cielo que suben a los templos que dedicaban a las esencias de todas las cosas. Eran tan avanzados que utilizaron la producción en serie. Todos los elementos repetitivos de sus palacios eran diseñados mediante la utilización de moldes y luego se producían de manera industrial para ensamblarlos con increíble precisión.
Con bajorrelieves tallados en piedra, enormes esculturas y pinturas murales adornaban sus palacios. Colocaban estelas, que son grandes piedras talladas donde se contaba la vida de su soberano, en sus plazas y caminos. En los muros de sus palacios narraban los acontecimientos colectivos. Utilizaban los techos y pisos de sus plazas para recoger el agua y canalizarla hacia enormes depósitos.
Mientras construyeron sus pirámides y observatorios encontraron una manera de conocer el Universo, inventaron su sistema para registrar los procesos naturales, lo estudiaron, lo organizaron, lo consolidaron y lo dejaron escrito en la piedra como un monumento a la sabiduría. Construyeron con una tecnología que se perdió en el tiempo, al igual que el misterio de su desaparición.
La mayor parte del pueblo maya desapareció sin dejar ningún rastro, súbitamente. Abandonaron sus casas, sus templos y sus ciudades como si el tiempo se hubiera detenido en ese instante. Sólo a través de su herencia, de lo que hemos encontrado sobre su vida diaria, de sus muestras evidentes de sabiduría podremos establecer porqué y cómo lo hicieron. Son muchas las preguntas que todo esto nos genera ¿Será que aprendieron a usar la mente más allá del 10% de lo que nosotros la utilizamos? ¿Obtuvieron niveles altísimos de energía vital después de largos procesos de purificación? ¿Será que utilizaron mantras, palabras sagradas repetidas rítmicamente en ceremonias místicas, para producir estados alterados de consciencia colectiva? ¿Adónde se fueron sus sacerdotes, sus astrónomos y sus matemáticos? ¿Pudieron abrir una puerta a otro espacio o a otro tiempo, a otra dimensión de realidad, tal vez paralela a la nuestra pero más elevada? ¿ASCENDIERON? Sabemos que muchos antiguos profetas, como dice en la Biblia, al abrir esa puerta se convirtieron en una brillantísima esfera de luz y abandonaron conscientemente este mundo. (merkabah!)
Ahora, ¿qué ciclo fatal descubrieron a través del Sol? ¿Qué ciclo fatal descubrieron a través de los números? ¿Por qué interrumpen su calendario precisamente en nuestra época? ¿Será que quieren llamar nuestra atención hacia estas fechas? A partir de 1999 empezaron a correr los últimos 13 años, el tiempo exacto para que cambiemos y nos impulsemos juntos hacia una nueva era de paz y de armonía.
Las 7 Profecías Mayas

Develar las predicciones de los mayas implica sumergirse en su mundo científico, religioso y espiritual. Aquí podrá conocer un poco más sobre cada una de sus profecías:
Primera profecía: Según esta profecía, el 21 DE DICIEMBRE DE 2012 el Sol recibirá un rayo sincronizador del centro de la galaxia con el que se iniciará un nuevo ciclo. Será el fin del mundo de materialismo y destrucción en que vivimos y el inicio de una nueva etapa de respeto y armonía. Antes de ese día, la humanidad deberá DECIDIR entre desaparecer como especie pensante que atenta contra el planeta o evolucionar hacia una nueva Era de integración con el resto del Universo.
Segunda profecía: La segunda profecía anunció que, a partir del eclipse del 11 DE AGOSTO DE 1999, las transformaciones físicas en el Sol alterarían el comportamiento de los hombres. Dijeron que algunos perderían el control de sus emociones y otros afianzarían su paz interior para sincronizarse con los ritmos de la galaxia. Así podrán neutralizarse los cambios drásticos que describen las siguientes profecías.
Tercera profecía: En la tercera profecía, los mayas aseguran que la conducta anti-ecológica del hombre aumentará la temperatura de la Tierra y producirá desequilibrios climáticos y geológicos. La falta de sincronía entre nuestro comportamiento y la naturaleza traerá grandes problemas, como la evaporación del agua de los suelos, incendios forestales y la destrucción de las cosechas. La actitud que tomemos será crucial para sobrellevar esta época de crisis.
Cuarta profecía: Aquí se predice una ola de calor que provocará el derretimiento del hielo de los polos. Según los mayas, este será el modo en que el planeta se limpiará y reverdecerá, pero a la vez se inundarán las costas y miles de personas que viven cerca del mar se enfrentarán a serios peligros.
Quinta profecía: Según la quinta profecía, si no sintonizamos nuestro comportamiento con los ritmos de la naturaleza y la galaxia, antes del 2012 veremos fallar todos los sistemas sobre los que está basada nuestra civilización. Se producirá un colapso de la red informática, la electricidad, el sistema económico y la religión. A partir de estos hechos, el hombre verá la necesidad de reorganizar la sociedad de un modo más armónico y menos competitivo.
Sexta profecía: Habla de la aparición de un cometa que traerá transformaciones físicas muy bruscas en nuestro planeta. A partir de sus cálculos, los mayas aseguran que existen altas probabilidades de que el cometa choque con la Tierra. Pero a la vez, sostienen que es posible desviar su trayectoria por medios físicos o psíquicos.
Séptima profecía: En la séptima profecía los mayas nos dejaron un mensaje de esperanza. Dijeron que a partir de un esfuerzo voluntario por lograr la armonía y la paz interior, podremos desarrollar nuevos sentidos e integrarnos al funcionamiento de la galaxia. Así podremos reducir los efectos nocivos anunciados por las otras profecías y renacer en una nueva Era, la Era de la Luz.

(Enviado por la Red de Arte Planetaria - Planet Art Network, Boletin Encantado de la Frecuencia del Tiempo Natural, Comunidad de Actualizacion de Tortuga - CAT. http://www.tortuga.com)

jueves, 26 de noviembre de 2009

¿QUÉ LE ESTÁ ENSEÑANDO INTERNET A NUESTRO CEREBRO?


(Por Ariel Palazzesi)
Parece que pasarse todo el día frente a un ordenador conectado a Internet no solo está cambiando nuestra forma de trabajar, hacer amigos o comprar porquerías. El neurólogo Gary Small, de la UCLA, afirma que utilizar Internet todos los días modifica sutilmente nuestro cerebro, haciéndonos -casi siempre- un poco más listos. Small ha volcado sus teorías en un libro titulado “iBrain - Surviving the Technological Alteration of the Modern Mind”, en el que afirma que éste efecto es aún más notable en los jóvenes y niños. ¿Internet está cambiando nuestros cerebros? Puede que sí.
La mayor parte de los habitantes de los países llamados “desarrollados” poseen en sus casas uno o más ordenadores conectados a internet. Los miembros de la familia utilizan esta tecnología para obtener acceso a información de todo tipo o -simplemente- entretenerse. El grado de penetración que tiene internet en nuestras vidas supera ampliamente las previsiones de hace tan solo una década. Dedicamos una buena parte del día a leer o escribir correos electrónicos, navegar por la web, relajarnos participando en redes sociales y -por qué no- jugando. Y muchas veces, hacemos todo eso al mismo tiempo.
Según el Dr. Gary Small, un científico de la UCLA, toda esta actividad relacionada con Internet nos cambia sutilmente. Small, que en realidad es uno de los neurólogos más importantes de los Estados Unidos, acaba de publicar un libro titulado “iBrain - Surviving the Technological Alteration of the Modern Mind” (algo así como “iBrain - Sobrevivir a la alteración tecnológica de la mente moderna”), en el que describe la manera en que cree que las nuevas tecnologías impactan en nuestro cerebro. Los resultados de su investigación indican que el uso de internet y la navegación por la web “tienen un marcado efecto en nuestros cerebros” que, siempre según sus dichos, son mucho más flexibles de lo que la mayoría de la gente cree. Especialmente -nos recuerda Small- en el caso de los jóvenes.
La mayor parte de nuestras acciones diarias, repetidas hasta el cansancio -como la investigación y la navegación web- pueden incluso promover el crecimiento de las neuronas y sus conexiones dentro del cerebro, afectando nuestro pensamiento y comportamiento. Por supuesto, como ocurre a menudo, no todas son buenas noticias. Si bien Internet parece aumentar nuestras funciones cerebrales en algunos aspectos, el trabajo de Small descubrió que también puede conducir -por ejemplo- a la pérdida de memoria. De hecho, se conocen algunas investigaciones que sugieren vínculos entre el uso excesivo del ordenador y condiciones médicas como el trastorno por déficit de atención, la depresión y la ansiedad, sobre todo en personas jóvenes.

Una hora de uso de internet al día puede ayudar a mejorar sus habilidades.
Pero es muy posible que los aspectos positivos del uso de internet superen ampliamente a sus efectos nocivos. La investigación de la UCLA ha puesto de manifiesto que sólo una hora de uso de Internet por día puede mejorar las funciones cerebrales de forma perceptible. “A medida que nuestro cerebro es modelado por nuestras actividades diarias y el uso del ordenador, se producen cambios que pueden tener efectos profundos en nuestra forma de pensar, sentir y comportarnos”, dice el profesor Small. “Podemos mejorar nuestros tiempos de reacción frente a los estímulos visuales y mejorar de muchas formas nuestra capacidad de atención. Desarrollamos una mayor capacidad para tamizar rápidamente grandes cantidades de información y decidir qué es lo importante y lo que no nos interesa. De esta manera, nos adaptamos a hacer frente a las cantidades masivas de información que aparecen y desaparecen en nuestras pantallas mentales continuamente.”
Sin embargo, algunos investigadores ubicados en la vereda opuesta de Small temen que el uso prolongado de ordenadores pueda dañar algunas habilidades sociales. Un estudio de la Universidad de Stanford, por ejemplo, encontró que por cada hora que pasamos en nuestras computadoras, el tiempo de interacción “tradicional” con otras personas, cara a cara, disminuye en unos 30 minutos. Con menos contacto físico y dejando de utilizar el lenguaje corporal, corremos el riesgo de comenzar a interpretar mal a los demás. Nuestras relaciones humanas pueden sufrir, porque las zonas del cerebro ubicadas en la corteza prefrontal -las que responden a las expresiones faciales- cada vez estarán menos desarrolladas.


El secreto es encontrar un equilibrio entre el tiempo que le dedicamos a cada cosa.
"Cualitativamente, las decisiones que necesitamos tomar rápidamente no nos exigen de la misma forma que aquellas que nos permiten evaluar tranquilamente las distintas posibilidades y decidir con tiempo”, dice Small. Las decisiones más importantes son a menudo aquellas que debemos tomar bajo presión y en tiempos realmente cortos. El uso de internet, por extraño que pueda parecernos, nos favorece a la hora de enfrentarnos al mundo real. Como consejo, el neurólogo nos recuerda que el secreto de casi todo se encuentra en buscar un equilibrio. Podemos beneficiarnos del uso de internet y la tecnología si distribuimos adecuadamente nuestro tiempo “Es de sentido común: Necesitamos equilibrar el tiempo que pasamos en Internet con el tiempo social real. Si trabajas todo el día frente al ordenador, intenta ver a tus amigos por la noche, en lugar de ingresar a sitios de redes sociales o jugar juegos de vídeo”, agrega Small. En el otro extremo, “si nunca usas un ordenador, quizás sea hora de que consideres utilizar uno. Hemos encontrado que incluso una hora de uso de Internet al día pueden ayudar a mejorar sus habilidades de procesamiento de información, incluso en personas de 55 o 60 años.”
Parece que incluso utilizar un buscador web fortalece -por llamarlo de alguna manera- nuestro cerebro. Cada vez que Google nos devuelve 5 millones de resultados como respuesta a nuestra búsqueda de “mujeres desnudas”, nuestro cerebro se ve obligado a seleccionar la alternativa más adecuada, casi siempre en poco tiempo. Ese pequeño ejercicio, repetido durante varias horas, todos los días, termina por dotarnos de una habilidad especial, que quienes no utilizan Internet generalmente no poseen. Internet también nos ayuda a mejorar nuestra capacidad de “hacer dos cosas a la vez”. Small dice que la mayoría de la gente navega por la web mientras que mantiene un ojo en la bandeja de entrada de su cliente de correo electrónico o en el programa de mensajería instantánea. Esto también termina convirtiéndose en algo útil con el tiempo.
Parece que las opiniones están divididas. Es bastante obvio que -si nos vamos a los extremos- un tío que pasa 20 horas al día frente a un ordenador será prácticamente un imbécil en el mundo real: Puesto en un pub frente a una señorita empezará a buscar como loco el ratón o el botón de “play”. Pero es innegable que ejecutar nuestro cerebro -ya sea utilizando internet o cualquier otra herramienta- a largo plazo tiene que ser positivo. El secreto, como dice Small, parece ser encontrar un cierto equilibrio entre el tiempo que le dedicamos a cada cosa.
(Información suministrada por NaoTeo)




miércoles, 25 de noviembre de 2009

YA NO ES CIENCIA FICCIÓN...

Intel anuncia implantes cerebrales para 2020
(Por Mario Sacco)


En Pittsburg, Intel Corporation está trabajando seriamente en el desarrollo de implantes cerebrales que les permitan a las personas navegar por Internet, controlar pequeños gadgets y otras acciones concretas que hasta hace pocos años podrían haber sido consideradas como ilógicas e impropias de un ser humano. A pesar de los variados y valiosos implantes que ayudan a muchas personas alrededor del mundo a escuchar mejor o a ver mejor, ¿tú crees que llegará el momento en que con la mente podamos navegar por la Web u operar con facilidad la flamante telefonía móvil sin necesidad de utilizar ninguno de nuestros sentidos?
El sueño de controlar todo tipo de dispositivos electrónicos que se encuentren a nuestro alrededor es materia de estudio por parte de Intel Corporation, que estima que para el año 2020 ya existirán personas con implantes cerebrales que serán capaces de operar dispositivos tales como teléfonos inteligentes, reproductores de música y hasta sistemas mecánicos elementales.
Los científicos están convencidos de que los consumidores se adaptarán rápida y fácilmente a este nuevo concepto, así como también estarán muy deseosos de que ese día llegue cuanto antes a sus vidas. De hecho, afirman que ansían la libertad de poder trabajar sin necesidad de un teclado, de un ratón o de cualquier mando a distancia del que tengan que depender para interactuar con el mundo digital. A pesar de que aún queda mucho camino por recorrer y muchos puntos por aclarar en este tema, es bien sabido que Intel ya ha estado haciendo exploraciones en el campo del fMRI (functional Magnetic Resonance Imaging) tratando de buscar coincidencias entre patrones cerebrales que puedan coordinar pensamientos afines entre sí. Y así, muchos otros centros de investigación han logrado pequeños avances en la materia. Toyota, por su parte, ha realizado hace poco tiempo demostraciones con sillas de ruedas movilizadas por ondas cerebrales, mientras que en la Universidad de UTA los científicos están perfeccionando transmisores inalámbricos que permiten que el cerebro de un mono pueda controlar un brazo robótico.


functional Magnetic Resonance Imaging
Miguel Nicolelis, profesor de neurobiología de la Universidad de Duke y uno de los principales impulsores del proyecto, dijo que los investigadores esperan que su labor resulte útil para ayudar a las personas con deficiencias motoras a que puedan volver a caminar. Un mes antes, un científico de la Universidad de Arizona, informó que había logrado construir un robot que podía ser guiado por el cerebro y los ojos de una polilla. Charles Higgins, un profesor asociado en la universidad, predijo que en 10 a 15 años la gente va a utilizar y familiarizarse con equipos "híbridos" que sean capaces de conjugar una combinación de tecnología electrónica y de tejidos orgánicos vivos.
La idea de avanzar hacia horizontes auxiliares de personas que poseen sus capacidades físicas alteradas es una línea que no dejará de trazarse mientras exista una persona con cualquier grado de minusvalía y/o imposibilidad de manifestarse en plenitud. Por ahora, la ciencia está aún muy lejos de obtener una interfaz de comunicación efectiva con el cerebro humano. Pero si ya está logrando transformar las ondas y señales recuperadas desde nuestra mente en acciones concretas, no existe razón para pensar que no sería posible la creación de un mundo virtual con un amplio espectro de actividad ligada a las ondas cerebrales.



Las personas con dificultades motrices serán las primeras beneficiadas
El vicepresidente de investigación de Intel, Andrew Chien, expresando su opinión sobre el tema, aseguró que la gente jamás imaginó hace 20 años que estaría llevando consigo un ordenador y que éste tendría dimensiones tan reducidas que sería capaz de guardarse en un bolso de mano. “Yo no quiero eso. Yo no necesito eso y no creo que eso algún día suceda”, habrían asegurado entonces. Hoy, la gente que transporta y utiliza ordenadores portátiles constituye una marea creciente, imposible de detener. De hecho, la movilidad y la accesibilidad desde cualquier punto son los conceptos fundamentales que rigen la tendencia a futuro de las comunicaciones interpersonales. Y el público acompaña a las empresas que viajan en esa dirección. Las interfaces de usuario de mayor aceptación en el mercado giran en torno a conceptos tales como la intuición, la utilización de materias orgánicas en su desarrollo y el compromiso que adoptan los fabricantes en torno a la preservación del medio ambiente.
Los desarrolladores de Intel aseguran que si se puede llegar al punto de detectar con precisión ciertas palabras específicas y las reacciones que provocan en el cerebro, se estará a un pequeño paso de aplicar la ingeniería inversa de estimular el cerebro para lograr que emita las órdenes necesarias que una interfaz requiera para escribir. Además, comentaron que cada avance que van sumando ayudará a desarrollar microprocesadores más eficientes. “Si podemos ver cómo lo hace el cerebro, entonces podemos ayudar a construir ordenadores más inteligentes”.
(Información obtenida de www.neoteo.com)

viernes, 20 de noviembre de 2009

HISTORIA DEL PRIMER VIRUS INFORMÁTICO


(Por Dave Lee, para BBC)



El primer virus informático nació hace ahora 36 años y fue fruto de una investigación académica.
Si en alguna ocasión tuvo que gastar una buena cantidad de dinero en un programa antivirus, está disculpado por querer pedir explicaciones, por decirlo de un modo suave, al doctor Fred Cohen, padre del primer virus informático del mundo.
Pero, aunque Cohen es responsable de haber creado el primer virus informático de la historia, su investigación en realidad pretendía proteger a las computadoras de las amenazas que iban a llegar sólo unos años después.
Cohen habló con la BBC sobre el día en que hizo el descubrimiento, cuando era estudiante en la Universidad del Sur de California:
Al saber que una universidad cercana había creado un programa troyano –que permitía acceder a las computadoras ajenas sin autorización- Cohen pensó que ese troyano podría ser programado para duplicarse a sí mismo. Ese fue el momento en que, como suele decirse, se le encendió la bombilla.

Peligro potencial
"Estaba sentado en la clase cuando de repente se me ocurrió que el troyano podría copiarse a sí mismo en otros programas. Entonces, todos esos programas resultarían infectados y así todo el mundo que utilizara esos programas se contagiaría y así sucesivamente", aseguró Cohen.
"En ese momento resultó obvio que el juego había terminado", agregó.
Inmediatamente, el experto presentó la idea al Doctor Len Adleman, otro estudioso de la seguridad informática.
"Fred se me acercó y me dijo que había descubierto un tipo nuevo de amenaza informática, y empezó a describirme lo que ahora denominamos virus", recordó el doctor Adleman.
"Quería llevar a cabo varios experimentos reales, en concreto con la computadora que yo utilizaba. Pero no tenía sentido realizar un experimento cuando era evidente que iba a funcionar", añadió.
Sin embargo, Cohen insistió en asegurarse y así nació el primer virus informático.

Problema de seguridad
"En ese instante comprendí las malas noticias. A partir de ahí, pasé los siguientes cinco o seis años de mi vida intentando encontrar formas de protección contra lo que acabábamos de descubrir, así como de comprender los límites de lo que se podría hacer", apuntó Adleman.
Ante su nuevo hallazgo, la pareja de investigadores afrontó el problema.
El descubrimiento tenía el potencial de tener un impacto negativo enorme en el mundo de la informática. Como académicos, ¿tenían la obligación de compartir sus conclusiones o debían mantener en secreto la vulnerabilidad del sistema?
Finalmente, decidieron publicar el artículo.
"Si avisábamos a la gente sobre los virus informáticos, podrían protegerse a sí mismos", afirmó Adleman.
"Era inevitable"
"Mi opinión era que los virus informáticos eran inevitables, que iban a llegar independientemente de que publicáramos el artículo. Sin embargo, en la publicación no fuimos lo suficientemente explícitos como para que un aficionado pudiera aprender a crear virus", agregó.
Cohen está de acuerdo con su compañero en este punto.
"Esto iba a suceder tarde o temprano. La cuestión de fondo era que, si sucedía después de que hubiéramos hecho la investigación o antes de eso", apuntó.
Según Cohen, hace tiempo que se dejaron de llevar a cabo investigaciones serias sobre las posibles amenazas que pueden afectar a los sistemas informáticos.
"Hasta donde yo sé, a finales de la década de los 80 se abandonó la investigación real sobre virus informáticos. Hay intereses importantes que quieren que siga siendo rentable curar el último virus, pero no prevenir contra el siguiente", señaló el padre del primer virus.

lunes, 16 de noviembre de 2009

BLOGOCAMPAÑA: NO A LA PORNOGRAFÍA INFANTIL EN INTERNET (Y EN NINGUNA PARTE)


La Guarida de Apnut recibió de otra Guarida amiga (la de Laly) la invitación para unir fuerzas en esta "blogocampaña". Ya participamos en otra oportunidad, y ahora lo hacemos de nuevo. No sólo desde el blog, también desde Facebook, Twitter, My Space, Hi5, Sónico, Tagged... Porque en todos lados hay gente preocupada que, además, se ocupa. Hay que cuidar a los chicos. No sólo a los nuestros. A todos. En todas partes.






(Gracias Laly)

domingo, 8 de noviembre de 2009

TERMINA LA VIDA Y EMPIEZA LA SUPERVIVENCIA



El Manifiesto Ambiental de Noah Sealth

En el año 1854, Noah Sealth (conocido como Seattle), Jefe Indio de los Dwamish, respondió a la propuesta del Gran Jefe Blanco de Washington (el presidente norteamericano Franklin Pierce), quien ofrecía crear una reserva india y acabar con los enfrentamientos entre indios y blancos (lo que suponía despojar a los nativos de sus tierras) de una forma muy especial: El texto que sigue es, en cierto modo, el primer Manifiesto en Defensa del Medio Ambiente y la Naturaleza que ha perdurado en el tiempo. Lamentablemente, en el año 1855 finalmente se firmó el tratado de Point Elliot, con el que se consumaba el despojo de las tierras a los nativos norteamericanos. Noah Sealth murió el 7 de junio de 1866 a la edad de 80 años. Sus palabras continúan vigentes, hoy quizás más que nunca:


"¿Como se puede comprar o vender el firmamento, ni aun el calor de la tierra? Dicha idea nos es desconocida.
Si no somos dueños de la frescura del aire ni del fulgor de las aguas, ¿Cómo podrán ustedes comprarlos?
Cada parcela de esta tierra es sagrada para mi pueblo. Cada brillante mata de pino, cada grano de arena en las playas, cada gota de rocío en los bosques, cada altozano y hasta el sonido de cada insecto, es sagrado a la memoria y el pasado de mi pueblo. La savia que circula por las venas de los árboles lleva consigo las memorias de los pieles rojas.
Los muertos del hombre blanco olvidan su país de origen cuando emprenden sus paseos entre las estrellas, en cambio nuestros muertos nunca pueden olvidar esta bondadosa tierra puesto que es la madre de los pieles rojas. Somos parte de la tierra y asimismo ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el venado, el caballo, la gran águila… Éstos son nuestros hermanos. Las escarpadas peñas, los húmedos prados, el calor del cuerpo del caballo y el hombre, todos pertenecemos a la misma familia.
Por todo ello, cuando el Gran Jefe de Washington nos envía el mensaje de que quiere comprar nuestras tierras, nos esta pidiendo demasiado. También el Gran Jefe nos dice que nos reservará un lugar en el que podemos vivir confortablemente entre nosotros. Él se convertirá en nuestro padre, y nosotros en sus hijos. Por ello consideraremos su oferta de comprar nuestras tierras. Ello no es fácil, ya que esta tierra es sagrada para nosotros.
El agua cristalina que corre por los ríos y arroyuelos no es solamente agua, sino que también representa la sangre de nuestros antepasados. Si les vendemos tierras, deben recordar que es sagrada, y a la vez deben enseñar a sus hijos que es sagrada y que cada reflejo fantasmagórico en las claras aguas de los lagos cuenta los sucesos y memorias de las vidas de nuestras gentes. El murmullo del agua es la voz del padre de mi padre.
Los ríos son nuestros hermanos y sacian nuestra sed; son portadores de nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos. Si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben recordar y enseñarles a sus hijos que los ríos son nuestros hermanos y también los suyos, y por lo tanto, deben tratarlos con la misma dulzura con que se trata a un hermano.
Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestro modo de vida. Él no sabe distinguir entre un pedazo de tierra y otro, ya que es un extraño que llega de noche y toma de la tierra lo que necesita. La tierra no es su hermana, sino su enemiga, y una vez conquistada sigue su camino, dejando atrás la tumba de sus padres sin importarle. Le secuestra la tierra a sus hijos. Tampoco le importa. Tanto la tumba de sus padres, como el patrimonio de sus hijos son olvidados. Trata a su madre, la Tierra, y a su hermano, el firmamento, como objetos que se compran, se explotan y se venden como ovejas o cuentas de colores. Su apetito devorara la tierra, dejando atrás sólo un desierto. No sé, pero nuestro modo de vida es diferente al de ustedes. La sola vista de sus ciudades apena la vista del piel roja. Pero quizás sea porque el piel roja es un salvaje y no comprende nada.
No existe un lugar tranquilo en las ciudades del hombre blanco, ni hay sitio donde escuchar como se abren las hojas de los árboles en primavera o como aletean los insectos. Pero quizá también esto debe ser porque soy un salvaje que no comprende nada. El ruido parece insultar nuestros oídos. Y, después de todo, ¿para que sirve la vida, si el hombre no puede escuchar el grito solitario del chotacabras ni las discusiones nocturnas de las ranas al borde de un estanque? Soy un piel roja y nada entiendo.

Nosotros preferimos el suave susurro del viento sobre la superficie de un estanque, así como el olor de ese mismo viento purificado por la lluvia del mediodía o perfumado con aromas de pinos. El aire tiene un valor inestimable para el piel roja, ya que todos los seres comparten un mismo aliento - la bestia, el árbol, el hombre, todos respiramos el mismo aire-. El hombre blanco no parece consciente del aire que respira; como un moribundo que agoniza durante muchos días es insensible al hedor. Pero si les vendemos nuestras tierras deben recordar que el aire no es inestimable, que el aire comparte su espíritu con la vida que sostiene. El viento que dio a nuestros abuelos el primer soplo de vida, también recibe sus últimos suspiros. Y si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben conservarlas como cosa aparte y sagrada, como un lugar donde hasta el hombre blanco pueda saborear el viento perfumado por las flores de las praderas. Por ello consideraremos su oferta de comprar nuestras tierras. Si decidimos aceptarla, yo pondré una condición: El hombre blanco debe tratar a los animales de esta tierra como a sus hermanos.
Soy un salvaje y no comprendo otro modo de vida. He visto a miles de búfalos pudriéndose en las praderas, muertos a tiros por el hombre blanco desde un tren en marcha. Soy un salvaje y no comprendo como una maquina humeante puede importar mas que el búfalo al que nosotros matamos solo para sobrevivir.
¿Que sería del hombre sin los animales? Si todos fueran exterminados, el hombre también moriría de una gran soledad espiritual; porque lo que le sucede a los animales también le sucederá al hombre. Todo va enlazado.
Deben enseñarles a sus hijos que el suelo que pisan son las cenizas de nuestros abuelos. Inculquen a sus hijos que la tierra esta enriquecida con las vidas de nuestros semejantes a fin de que sepan respetarla. Enseñen a sus hijos como nosotros hemos enseñado a los nuestros, que la tierra es nuestra madre. Todo lo que le ocurra a la tierra le ocurrirá a los hijos de la tierra. Si los hombres escupen en el suelo, se escupen a sí mismos.
Esto sabemos: la tierra no pertenece al hombre; el hombre pertenece a la tierra. Esto sabemos. Todo va enlazado, como la sangre que une a una familia. Todo va enlazado.
Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá a los hijos de la tierra. El hombre no tejió la trama de la vida; él es sólo un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a sí mismo. Ni siquiera el hombre blanco, cuyo Dios pasea y habla con él de amigo a amigo, queda exento del destino común.
Después de todo, quizás seamos hermanos. Ya veremos. Sabemos una cosa que quizás el hombre blanco descubra un día: Nuestro Dios es el mismo Dios. Ustedes pueden pensar ahora que Él les pertenece, lo mismo que desean que nuestras tierras les pertenezcan; pero no es así. Él es el Dios de los hombres y su compasión se comparte por igual entre el piel roja y el hombre blanco. Esta tierra tiene un valor inestimable para Él y si se daña se provocaría la ira del Creador. También los blancos se extinguirán, quizás antes que las demás tribus. Contaminan sus lechos y una noche perecerán ahogados en sus propios residuos. Pero ustedes caminarán hacia su destrucción, rodeados de gloria, inspirados por la fuerza de Dios que los trajo a esta tierra y que por algún designio especial les dio dominio sobre ella y sobre el piel roja. Ese destino es un misterio para nosotros, pues no entendemos porqué se exterminan los búfalos, se doman los caballos salvajes, se saturan los rincones secretos de los bosques con el aliento de tantos hombres y se atiborra el paisaje de las exuberantes colinas con cables parlantes… ¿Dónde esta el matorral? Destruido. ¿Dónde esta el águila? Desapareció. Termina la vida y empieza la supervivencia."

(Gracias a mi querido amigo Esteban por enseñármelo)