miércoles, 7 de enero de 2015

#CharlieHebdo


Es en el nombre de dios (cualquiera de sus nombres) que se han cometido las peores atrocidades. Y para muestra, la historia de la humanidad. Nada justifica lo sucedido esta mañana en París. Ningún dios lo justificaría. Sí, por supuesto, seguidores fanáticos que acomodan las religiones a conveniencia. 

La libertad de expresión, sin embargo, no se rinde y nunca lo hará. Yo no conocía (como seguramente muchos de ustedes) la mayoría de las viñetas publicadas por Charlie Hebdo. Y este atentado, que intentó silenciarlas, tuvo el efecto contrario: las volvió virales. Cuando se busca callar una voz con violencia, millares hablarán por ella, como pasó hoy. Desde los lugares más remotos no sólo se escucharon voces de repudio, sino que se multiplicó la difusión de lo que quisieron callar. Esa es la fuerza de la Libertad, que se abre camino como sea.

Les comparto también esta otra viñeta, publicación de The New Yorker en 2006. Esto es lo que quieren las religiones (unas más, otras menos, pero TODAS) y muchos gobiernos: Silencio.

Y no, no podrán callar todas las voces, NUNCA.


"Por favor, disfruten responsablemente de esta viñeta cultural, religiosa y políticamente correcta. Gracias".


Photobucket
Share |

1 comentario:

  1. Buenisimo!!!! Lástima que seguimos tan fundamentalistas como en la época de las cruzadas....hacemos justicia en nombre de otro para no hacernos cargo. Que soretes que somos los humanos! un abrazo

    ResponderEliminar